Potasio del plátano

Alimentos con potasio

Alimentos para una dieta rica en potasio

El plátano posee una gran cantidad de potasio aunque cabe destacar antes de conocer sus bondades que existen otros alimentos que, aunque se conozca menos su potencial respecto a la cantidad de este mineral, tienen incluso más.

Potasio del plátano

Aunque no sea el alimento con más potasio, el potasio del plátano está muy bien considerado ya que en una sola pieza se puede encontrar más del 10% de la cantidad de este mineral que el cuerpo necesita cada día, aproximadamente unos 525 miligramos.

Esta fruta es muy saludable puesto que tiene mucha vitamina B6, muy conveniente para mitigar el cansancio y luchar contra el insomnio, también tiene serotonina para evitar la depresión, son ricos en fibra, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal y son bajos en sodio, muy apropiado para aquellas personas con tensión arterial alta. Asimismo, el potasio del plátano es muy beneficioso para el sistema nervioso y para combatir el estrés.

Pero vamos a profundizar acerca de para qué sirve el potasio. Este mineral es el encargado de conservar el equilibrio en la presión de las células, tanto exterior como interiormente hablando. Ayuda a que el cerebro segregue serotonina que, además de ser fundamental para el sistema nervioso debido a que proporciona sensación de bienestar, ayuda a la formación de la melatonina, que resulta esencial para el sueño. Asimismo, equilibra el agua en el cuerpo y evitará la temida retención de líquidos. El potasio es muy bueno para que los músculos gocen de una excelente salud, y ayuda, de este modo, a evitar calambres a la vez que los fortalece. Es muy saludable para el corazón ya que mejora la circulación de la sangre y estabiliza el ritmo de este órgano vital.

El plátano es una fruta que aporta sensación de saciedad. La creencia más generalizada es que el plátano engorda, sin embargo, tiene un 0% de grasa y unas 80 calorías por 100 gramos (aproximadamente una pieza); de hecho, es bastante habitual incluirlo en determinadas dietas gracias a que atesora multitud de propiedades, vitaminas (un solo plátano supone un quinto de todas las vitaminas que una persona precisa en un día) y minerales como el hierro, cobre, magnesio, calcio, entre otros. No se trata de pensar que plátano adelgaza si no más bien considerar que te puede ayudar a mantenerte saciado durante más tiempo y así quizá no piques entre horas. Sin olvidar su valor nutricional en su conjunto.

Las tres vitaminas antioxidantes por excelencia, A, C y E, están presentes en el plátano, es por ello que esta fruta se considera muy sana y energética. El azúcar del plátano se fermenta por las bacterias del intestino y contribuye a incrementar su presencia, por lo que es muy saludable para el buen funcionamiento del aparato digestivo y la flora intestinal; por otro lado, el plátano tiene carbohidratos complejos, que propician un correcto tránsito intestinal, hacen que el azúcar se absorba más lentamente y regulan, de esta forma, los niveles de glucosa en la sangre.

Los beneficios del potasio del plátano

Además de los enumerados anteriormente, el potasio del plátano convierte a esta fruta en muy saludable. Y es que este mineral contribuye a un mejor transporte del oxígeno al cerebro, colabora en la eliminación de desechos del organismo, normaliza el ritmo del corazón, ayuda a convertir la glucosa en glucógeno, es esencial para el crecimiento, es muy apropiada para un correcto funcionamiento del intestino y ayuda a combatir la creación de proteínas.

Por el contrario, la falta de este mineral en el organismo puede desembocar en desequilibrios en el ritmo del corazón (arritmias), cansancio, náuseas, debilidad, dolores musculares y abdominales, calambres, retención de líquidos y, en casos más graves y acusados, puede favorecer la aparición de confusión mental, alucinaciones e incluso depresión.

El plátano es muy adecuado también en la alimentación de las embarazadas. Esto se debe a que las mujeres en estado deben consumir unos 2.000 mg de potasio al día y a través del plátano consiguen una gran fuente de este mineral. Asimismo, contribuye a aliviar algunos efectos secundarios de esta situación, tales como los calambres de las piernas o la retención de líquidos. Igualmente apropiado es para el postparto porque el potasio ayuda a las contracciones de los músculos y, en consecuencia, a que el útero pueda recuperar su tamaño habitual tras el embarazo. Si el niño, además, a través de la leche materna, ingiere el potasio que tiene la su progenitora, desarrollará sus músculos y su sistema nervioso. Otras propiedades de esta fruta como las vitaminas que crean la serotonina facilitan que la madre tenga un mejor estado de ánimo y pueda luchar, por tanto, contra la depresión postparto.

Pero, además de en el plátano, es posible encontrar este mineral esencial para el organismo en otros alimentos que se pueden incorporar a una dieta equilibrada y saludable, tales como el tomate, las lentejas, los garbanzos, frutos secos como nueves, pistachos, avellanas, cacahuetes, hierbas como el perejil, la albahaca o el orégano, el chocolate, en las semillas de girasol o de lino, en pescados como el salmón, el atún, las anchoas o la trucha, en el melón, kiwi, en la leche, las espinacas o los aguacates, entre otros muchos.

Valoración: 4.1/5 (8 valoraciones)

Artículos relacionados con Potasio del plátano