Potasio en sangre

Alimentos con potasio

Alimentos para una dieta rica en potasio

El potasio se encuentra en las células del cuerpo y es necesario para que los estímulos musculares y nerviosos se transmitan por todo el organismo, para que los nutrientes lleguen al interior de las células y para el correcto funcionamiento de los músculos y del sistema nervioso. También regula el sistema digestivo.

Potasio en sangre

El potasio en sangre se gradúa por la hormona de la aldosterona, que se produce en las glándulas suprarrenales. Si el nivel en sangre se incrementa el riñón retiene más sodio y aumenta la salida de potasio por la orina.

Si los niveles de potasio se modifican pueden manifestarse alteraciones en los estímulos nerviosos y musculares, por ejemplo, en el caso de que el potasio tenga un nivel bajo pueden surgir arritmias cardíacas, y si, por el contrario, se trata de un nivel alto, incluso puede sucederse un bloqueo cardíaco.

Es posible que los niveles normales de potasio, que suelen ser de entre 3,7 a 5,2 mEq/l, se vean alterados por diferentes motivos, como el consumo excesivo de ciertos medicamentos, una mala alimentación, diarreas y vómitos prolongados en el tiempo, entre otros. Si los exámenes dan resultados de niveles altos o bajos de potasio se deberá poner solución al problema de diferentes maneras, ya que las causas y las consecuencias son distintas para ambos extremos.

Potasio en sangre: niveles altos o bajos

Los niveles elevados de potasio o hipercaliemia pueden aparecer por varios motivos. Se puede dar, por ejemplo, si las células del cuerpo humano liberan cantidades altas de potasio, algo que ocurre si descienden los glóbulos rojos debido a una destrucción de su membrana celular por una acidosis, por quemaduras, infecciones, lesiones graves, etc. Una enfermedad renal o una ingesta de diuréticos pueden conllevar, igualmente, un exceso de potasio en sangre.

Los niveles elevados de potasio pueden presentarse, asimismo, como consecuencia de la realización de una actividad física intensa y prolongada en el tiempo, en pacientes con enfermedades como el VIH, la tuberculosis, diabetes o patologías renales, por la ingesta de medicamentos para la presión arterial o para el corazón, etc. Los síntomas más característicos son la aparición de calambres, dolor muscular y abdominal, diarrea o debilidad. Su diagnóstico se establece a través de análisis de sangre y electrocardiogramas para comprobar los latidos del corazón. El tratamiento dependerá de la causa y gravedad de la hipercaliemia pero puede variar entre eliminar o limitar alimentos ricos en potasio en la dieta diaria hasta tratamientos con medicamentos específicos para disminuir los niveles.

Por otro lado, cuando el potasio en sangre es bajo, nos encontramos ante una hipocalemia, que puede aparecer por llevar una mala alimentación, por sufrir diarreas o vómitos, entre otros orígenes. Esto se puede paliar incorporando, siempre debidamente recomendado por un facultativo, alimentos ricos en potasio a la alimentación, como pueden ser las lentejas, las espinacas, el plátano, el chocolate, el tomate, el salmón, el bacalao, las naranjas, la leche, las nueces, los pistachos, los dátiles, las zanahorias, los aguacates, etc.

Las causas que derivan en niveles bajos de potasio pueden ir desde una alimentación desequilibrada hasta el consumo excesivo de cafeína, el uso de antibióticos o diuréticos, la deshidratación motivada por una sudoración excesiva o diarreas y vómitos, etc. Los signos que presentan las personas con el potasio bajo son cansancio, debilidad, estreñimiento, irregularidad en los latidos del corazón, frecuencias excesivas para orinar, u orinar mucho, calambres, hormigueos, entre otros. Realizar una dieta con alimentos ricos en potasio puede ayudar a equilibrar estos niveles.

La importancia del potasio para el organismo

El potasio es uno de los componentes de la sangre más importantes, puesto que el calcio y el potasio, aunque se encuentren en pequeñas cantidades respecto a otros, son vitales para la contracción de los músculos y el funcionamiento nervioso.

Se trata de un mineral que participa en una gran cantidad de procesos esenciales para el cuerpo. De este modo, equilibra las cantidades de agua en el organismo, hace que los músculos funcionen a la perfección, su relajación, su contracción, su presencia evita un exceso de socio que puede conllevar problemas graves si sucede, contribuye a eliminar lo que el cuerpo no necesita, los desechos orgánicos, normaliza el ritmo del corazón, es imprescindible en el crecimiento, balancea el ácido base de los tejidos, favorece el trabajo del intestino, hace que se eliminen los líquidos que el cuerpo no debe retener, hace que el oxígeno se transporte adecuadamente hasta el cerebro, en definitiva, para el correcto funcionamiento de todo el cuerpo humano se hace imprescindible controlar el potasio en sangre y tener unos valores que no superen por exceso, ni por defecto, los límites establecidos. Sólo así cualquier persona podrá gozar de una buena salud y un equilibrio en el funcionamiento de músculos y órganos vitales.

Valoración: 4.8/5 (5 valoraciones)

Artículos relacionados con Potasio en sangre